TENDENCIA-VOLVER A LO BÁSICO

Se adopta un enfoque de “Menos es más”, abrazando las hermosas restricciones de vivir con poco, generando una mentalidad minimalista.

Se despierta un consumidor mucho más consciente que busca productos fabricados éticamente, materiales sostenibles que tengan un ciclo de producción amigable con el medio ambiente.

El diseño se enfoca en productos atemporales y de alta calidad. Para los textiles esto se traduce en elementos básicos bien hechos, con una sutil intervención en la superficie e hilos que tengan una apariencia natural, pliegues finos y terciopelos mate que generan una decoración de superficie mínima acompañados de una paleta de colores relajantes inspirada en el océano y la tierra, con acentos vibrantes en tonos metalizados y nacarados para crear un diseño de interiores reconfortante.