El futuro de la decoración. Después del coronavirus.

El Coronavirus definitivamente nos ha transformado la vida, nos ha obligado a permanecer en nuestra casa y entender un poco más el sentido del significado hogar.

La decoración ahora se volvió más relevante que nunca, todos queremos sentir sensación de bienestar y además sentir conexión con lo que somos y como es la identidad de nuestra casa en relación a nuestra personalidad.

La interacción digital no para, ahora las personas buscan en diferentes plataformas digitales, elementos decorativos que estén alienados a su necesidad de sentirse bien y cómodo en su gran refugio hogar.

Estamos conociendo cada rincón de nuestra casa y esto nos lleva a la necesidad de transformar para evolucionar.

Tapetes, cojines, mantas, son accesorios que generan cambio, calidez de hogar permitiendo hacer cambios sutiles sin exceder en presupuesto. El papel de colgadura será otra opción perfecta para transformar espacios gastando poco, pero logrando cambios extraordinarios.

La decoración que no es permanente tiene el plus de renovarse una y otra vez según la evolución de las tendencias en diseño.